Cómo escarificar semillas con papel de lija

Algunas semillas, especialmente de árboles, son tan duras que a veces cuesta que germinen. Por eso, es buena idea lijarlas un poco antes de sembrarlas.

Pero hay que hacerlo con cuidado, porque si lijamos de más las dañaremos.

A la hora de escarificar semillas con papel de lija se ha de preparar:

  • Un papel de lija, obvio. Pero ha de ser del duro, del que se utiliza para madera.
  • Un vaso con agua.
  • Y las semillas. En este caso son de flamboyant (Delonix regia). Aunque podrían ser de casi cualquier árbol de la familia Fabaceae (leguminosas), como acacias o albizias.

Una vez lo tenemos todo, empezamos:

Lo primero es lijar la semilla por un extremo, unas tres o cuatro veces, hasta que veamos una herida, esta:

Para que veáis mejor la diferencia, a continuación tenéis una imagen de la misma semilla antes de haberla lijado:

Para acabar, la introducimos en un vaso con agua, a ser posible de lluvia o pobre en cal.

Si ha ido todo bien, en unas 24-48 horas la cubierta pelicular que la protege se irá desprendiendo. Pero no recomiendo esperar más de un día a sembrarlas en maceta, pues se correría el riesgo de que se ahoguen, literalmente.

Y es que estas plantas, y sus semillas, no toleran el encharcamiento.

Feliz siembra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies