Rosa sp

Los rosales son unos arbustos que llevan siglos cultivándose en jardines y terrazas. Sus flores son realmente preciosas, de una amplia gama de colores, y son muchas las que tienen un aroma exquisito.

Por eso, mi pequeño paraíso no estaría completo si no tuviera algunos. Y es que lo único que necesitan es sol, o semisombra, riegos más o menos frecuentes, y algunas podas (quitarles las rosas marchitas cuando sea necesario, y recortar los tallos un poco a finales de invierno).

Resisten bien el frío y las heladas, excepto el rosal de pitiminí que es sensible a las temperaturas bajas.

Estos son los míos:

Año 2020

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies